lunes, 4 de febrero de 2008

Segundas partes... (I)

Hace apenas unos meses un nuevo volumen se incorporó a la selecta lista de secuelas/precuelas/libros basados en GWTW autorizadas por los herederos de Margaret Mitchell: Rhett Butler's People, de Donald McCaig, cuyo fuerte es la historia del Sur. Este relato de los antecedentes de Butler y su punto de vista en los acontecimientos de Lo que el viento se llevó y más allá ha tenido críticas para todos los gustos.

A pesar de la opinión de Margaret Mitchell, que consideraba su historia concluida desde el momento en que Rhett aseguraba en la novela “...ahora ya no me importa”, la idea de una continuación surgió muy poco después en la mente de Selznick, pero las razones de la escritora, que se negó a venderle los derechos sobre los personajes, unidas a los argumentos en contra que Kay Brown (al frente de las oficinas de la productora en Nuva York y pieza fundamental en la compra de GWTW) le expuso con su perspicacia habitual, le disuadieron de llevarla a la práctica.

Tampoco ninguna de las tarjetas de los preestrenos indicaba el deseo de los espectadores de ver reunidos de nuevo a Escarlata y Rhett, y el productor prefirió dejar que vivieran para siempre en la mente del público con los rostros de Gable y Leigh antes que arriesgarse a una empresa que podía volverse contra él. Los milagros no suelen repetirse, y Selznick lo sabía.

La idea de la secuela resurgía de vez en cuando, pero no hubo una “segunda parte oficial” hasta que los herederos de la señora Mitchell, que veían relativamente cercana la fecha de expiración de los derechos a su favor (en el año 2011) decidieron permitir una continuación de Lo que el viento se llevó que llevara su aprobación.

Hubo una buena porción de opciones, rumores, encargos, originales no solicitados, anuncios y desmentidos, incluso hubo una buena mujer que juraba ser la reencarnación de Margaret Mitchell y, por lo tanto, la única persona posible para acometer la tarea.

En 1976, el hermano de la escritora cedió los derechos a la Universal para una segunda parte, pero el proyecto no se concretó, con gran alegría de la MGM, que todavía poseía su opción, aunque en 1984 todo volvería a la familia Mitchell.

A la postre, unos cuantos abogados decidieron que sería Alexandra Ripley la encargada de dar vida de nuevo a Escarlata y Rhett. En 1988, la editorial Warner Books compró los derechos de publicación de la secuela por 4,5 millones de dólares, después de que Ripley mostrara su concepto general de la novela y dos capítulos de la misma.

Scarlett, la secuela de "Lo que el viento se llevó", de Margaret Mitchell, se publicó el 25 de septiembre de 1991, y una ligera brisa empezó a soplar. Ligera, muy ligera, sin la impetuosidad de un viento de 50 años.

0 comentarios:

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.